Pastoral

Pastoral

BUENOS DÍAS

Lunes 22 febrero 2016

¿ UNA  SEMANA PARA LA SOLIDARIDAD?

¡Una semana! ¿Y después?
Manos Unidas quiere plantar  cara al hambre sembrando desarrollo a través de más de 1400 proyectos en 60 países
¡El hambre mata más personas que el SIDA, la malaria y la tuberculosis juntas!

Alrededor de 795 millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa. Eso es casi uno de cada nueve personas en la tierra.

La gran mayoría de personas que padecen hambre en el mundo viven en países en desarrollo, donde el 12.9% de la población presenta desnutrición.

La nutrición deficiente es la causa de casi la mitad (45%) de las muertes en niños menores de cinco - 3,1 millones de niños cada año.
   
Uno de cada seis niños - aproximadamente 100 millones - en los países en desarrollo presentan peso inferior al normal.
   
Uno de cada cuatro de los niños del mundo padecen de retraso en el crecimiento. En los países en desarrollo la proporción puede elevarse a uno de cada tres.
Iniciamos la campaña la semana pasada, y queremos concluirla con el gesto solidario de hoy…Compartir un bocata!
Con ello  pretendemos sensibilizarnos con las consecuencias de las injusticias que nos rodean. La transformación del mundo la tenemos que hacer cada día con nuestros actos cotidianos. Nos dicen que es imposible cambiar, que el mundo se ha hecho demasiado complejo. Nos cuentan que ni siquiera las cumbres de jefes de Estado, ni siquiera los organismos de la ONU son capaces de ponerle remedio a la pobreza, a la miseria y a la degradación del medioambiente.

Y sin embargo y a pesar de todo, es posible transformar el mundo desde lo pequeño y cotidiano. Hay ejemplos que nos dicen que existen alternativas.

Seguro que tú mismo conoces ejemplos que nos dicen que las cosas pueden cambiar para bien de todos:
- las tiendas de comercio justo, los talleres de
artesanía etc.
-la Bicimensajería hace que se usen menos coches y los repartos se hagan con bicis.
-la jardinería con personas discapacitadas nos ayudan a entender que nadie es "inválido" y todos podemos hacer cosas para los demás.



Y así otras muchas cosas: Hay otra forma de hacer las cosas, de hacer economía, de hacer un mundo más justo y solidario: desde los barrios, los hogares, etc.
Solo las personas podemos transformar el planeta. Una de las obras de misericordia que todos podemos, de alguna manera, practicar…


¿Estás dispuesto a cambiar tu mente y tu corazón? Que Dios nos ayude hoy y todos los días.

Recuerda: “Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”!
Unos pocos unidos a otros pocos… pueden lograr mucho.

Oración
Señor Jesús, nos encontramos en un mundo bello y maravilloso,
un mundo en el que hay sitio para todos,
un mundo en el que quedan muchas cosas por conocer y descubrir. Sin embargo, muchas veces, aquí las cosas no funcionan bien, no todo es justo, no todo está repartido de igual manera.
En este DÍA DEL BOCATA SOLIDARIO,
te queremos pedir por todas las personas que en el día de hoy
no podrán comer más que una comida al día, o tal vez, ni eso.
Te pedimos especialmente por todos aquellos jóvenes  que, siendo compañeros de un mismo mundo, sin embargo, no tienen las mismas oportunidades que tenemos nosotros.

¡Danos fuerzas, señor, para ser responsables y sacar provecho de nuestras propias oportunidades!
María Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros


Martes, 23 febrero 2016

APRENDER A SERVIR

Jesús  vino al mundo para “servir” a la humanidad. Lo dijo en numerosas ocasiones. Y lo hizo durante toda su vida en la tierra.
           
Servir consiste en buscar siempre la felicidad del otro. Consiste en compartirlo todo.   Es el único medio de cambiar el mundo y de devolverle la capacidad de amar.  
Es una tarea difícil. Algunos dicen que es imposible. Jesús nos demuestra que no lo es tanto, Él lo consiguió y nos invita a que nosotros también lo intentemos.

Cambiar yo para que cambie el mundo




Estamos en tiempo de cuaresma y en el contexto de la lucha contra el hambre…. ¿Qué cambiar? Os invito a escuchar esta historia que narra Toni de Mello:
El sufí  Bayazi dice acerca de sí mismo:
 “Cuando yo era joven, era revolucionario, y mi oración consistía en decirle a Dios: “Dame fuerza para cambiar el mundo”.
Pero más tarde, a medida que me fui haciendo
adulto, me di cuenta de que no había cambiado ni una sola alma.
Entonces mi oración empezó a ser: “Señor, dame la gracia de trasformar a los que estén en contacto conmigo, aunque solo sea a mi familia”.

Y ahora que soy viejo, empiezo a entender lo estúpido que he sido. Y mi única oración es ésta: “Señor dame la gracia de cambiarme a mi mismo”.
Y ahora  pienso, que si yo hubiera orado así desde el principio, no habría malgastado mi vida”.

Muchas veces queremos cambiar las cosas y no podemos. Nada cambia o se trasforma. Tal vez, si eso nos pasa, tendremos que pararnos y preguntarnos con el corazón en la mano: ¿Pido al Señor que me cambie a mi mismo en vez de aquello que me rodea?
Los cristianos, siguiendo al Señor Jesús, aprendemos a servir, a ofrecer lo mejor que tenemos para que el otro sea feliz. Los seguidores de Jesús entendemos  la vida como un tiempo para aprender a servir.
           
Aprender a servir, explicando a un compañero el problema que no entiende. Aprender a servir, no criticando a los demás, sino ayudándoles a mejorar. Aprender a servir, cumpliendo con nuestras obligaciones. Aprender a servir, perdonando de corazón a aquellos que nos molestan. Aprender a servir, pensando siempre en la felicidad de los que están a mi alrededor.

Oración: Cambia Señor nuestro corazón de PIEDRA, para CREER y vivir como lo que soy, como HIJO TUYO. Y que después de esta Pascua me pueda sentir más hermano, más amigo de todos…Que separa mirar a todos con los ojos de amor de Jesús.  Amen
María Auxiliadora, ruega por nosotros






Miércoles, 24 febrero 2016
Cada 24 nos trae el recuerdo especila de la Auxiliadora. Hoy,  Buenos días conjuntos, con Sor Teresa de Jesús. Nuestra Provincial…



Jueves, 25 febrero 2016
HACER LAS COSAS SIN QUE SE NOTE

Vivimos en el mundo del "famoseo", de las apariencias, del “tato tienes, tanto vales…”.

Uno no es famoso por ser importante, sino que se convierte en importante por ser famoso. Hay que salir en la tele, hay que salir en los periódicos... hay que dejarse ver en las fiestas, espectáculos y todo tipo de actos públicos.

Si algún famoso ayuda a alguien tiene que salir en las noticias. Si algún país da ayuda  humanitaria a otro,  se tiene que anunciar a los cuatro vientos.
Todos estamos de acuerdo en que son gestos magníficos y necesarios. Pero no siempre la intención es la de ayudar sino la de ser vistos, ganarse simpatías y aumentar la fama.

En estos 40 días de Cuaresma, en los que hay personas que deciden gastar menos y compartir su dinero ayudando a los más necesitados, en los que "ayunamos" de cosas habituales para darlo a los demás, hay unas palabras que pueden servirnos de consejo para no caer en la misma actitud:

"Procurad no hacer el bien en público para que se os vean. De lo contrario, no tendrá ningún valor para vuestro Padre del cielo.
Cuando ayudéis a alguien, que no se os note. No hagáis ruido como hacen los hipócritas para que la gente los aplauda.
Cuando tú ayudes a alguien, que ni siquiera tu mano izquierda se entere de lo que ha hecho la derecha.
Porque de ese modo tu ayuda quedará guardada en tu interior y sólo Dios sabrá que has hecho el bien, pues en Él está tu recompensa". (Jesús de Nazaret)




¡¡¡CAMPAÑA: BOCATA SOLIDARIO!!!


Vigo,  12  de febrero de 2015
Queridas familias y alumnos:

Como cada año, la segunda semana de febrero Manos Unidas lanza su campaña, cuyo objetivo principal es trabajar para disminuir el hambre en el mundo y reforzar el derecho a la alimentación de las personas más pobres.

El lema elegido para el año 2016 – PLÁNTALE CARA AL HAMBRE, SIEMBRA-  representa el principio de la alimentación. ¿Qué se propone?
- Sembrar recursos
-Sembrar solidaridad
-Sembrar responsabilidad y cooperación entre los Estados
-Sembrar capacidades…
Es un  llamamiento a construir un mundo más parecido a como Jesús lo soñó. Es una oportunidad para demostrar un amor sin fronteras, para solidarizarnos con los 800 millones de personas que  aún pasan hambre en el mundo.

 “Unos ponen sus manos., otros la fuerza, la alegría, la experiencia, el conocimiento, las ganas. Si cada uno pone algo de lo que tiene, podemos cambiar el mundo. Juntos, conectados, unidos. ¿Qué pondremos nosotros en la lucha contra el hambre?
Este viernes, 12 se celebra  el día del ayuno voluntario. Como en años anteriores, desde el equipo de pastoral queremos invitar a participar  en esta campaña con el donativo que cada uno pueda entregar. 

Y además proponemos un pequeño gesto para PLANTARLE   CARA  AL HAMBRE, con el
 BOCATA SOLIDARIO

¿En qué consistirá nuestro gesto?
Tendrá lugar la próxima semana, el jueves 18,  en el recreo de media mañana
Recordando a quienes cada día sufren el hambre, tomaremos juntos nuestro bocata compartiendo este gesto de solidaridad. 
Quienes quieran participar aportarán 2€.